lunes, 24 de mayo de 2010

Overtone Quartet/Kurt Rosenwinkel Trio - Teatro Coliseo, 22 de mayo de 2010

En el marco de un doble concierto producto del desembarco en Buenos Aires del Bridgetone Music Festival, que lleva su tercera edición en San Pablo, Brasil, lo cual augura muy buen jazz para futuros encuentros, se presentaron Overtone Quartet, algo así como un supergrupo de jazz en la actualidad y Kurt Rosenwinkel Trio, el trio del guitarrista más importante que ha dado el género en los últimos veinte años. La apertura fue con la banda que integran el contrabajista Dave Holland, el saxofonista Chris Potter, el pianista Jason Moran y el baterista Eric Harland, con una composición que pertenece a este último llamada Treachery. Luego se sucedieron Walking A Walk (Holland), Ask Me Why (Potter), Maiden (Harland), Blue Blocks (Moran), Step to It (Holland) con espeluznante solo del baterista y el bis, Gummy Moon (Moran), con Potter en soprano. La idea detrás del proyecto es claramente compartir el liderazgo, permitiendo el lucimiento de las notables cualidades técnicas y expresivas de sus miembros, pero aún carece de la personalidad propia que suelen tener, por ejemplo, las agrupaciones de Holland, lo cual se manifiesta con claridad en el tema Step To It, una de sus típicas melodías con fantástico groove que recuerda a su magnífico quinteto.

Luego llegó el turno de Kurt Rosenwinkel, quien es el guitarrista que ha elaborado el sonido más inconfundible desde los grandes intérpretes de ese instrumento surgidos a fines de los setenta, tales como Pat Metheny y John Scofield. Subió al escenario junto a su Standards Trio, que incluye al contrabajista Eric Reevis, quien es un producto de la factoría Marsalis, y Ted Poor, baterista de la escena de New York, usualmente asociado al trompetista Cuong Vu. Dueño de un sonido brillante y claro, de una solidez y una variedad de ideas asombrosa, ejecuta sus características líneas melódicas como cascadas con enorme fluidez. Mis preferidas fueron las versiones de Reflections, la balada de Thelonious Monk que da nombre a su último álbum, e Invitation de Bronislaw Kaper, con atractiva interpretación de la sección rítmica.

No hay comentarios: