lunes, 27 de septiembre de 2010

Simplemente sangre (Blood Simple, 1984), de Joel Cohen

Simplemente sangre es la primer película de los hermanos Joel y Ethan Cohen. Es una comedia negra que tiene como principal virtud subvertir el clásico relato policial, cuyo leimotiv consiste en descubrir al autor del crimen. Aquí los espectadores conocen los hechos y las intenciones de los protagonistas, y son éstos quienes ignoran los sucesos y las circunstancias en los que se encuentran envueltos.
Desde el inicio, una voz en off sitúa la acción en el espacio árido de Texas y advierte que allí cada cual está por si mismo. Los personajes encarnan magistralmente tal ominoso ámbito, relacionándose en base a desconfianza, mezquindad, deseo y ambición. Una serie de malos entendendidos, tal si fuese una comedia de enredos, y también falta de destreza, convierten a Marty (Dan Hedaya), quien planea el asesinato de su mujer (Frances McDormand) y de su amante Ray (John Getz), de victimario en víctima. Los mismos equívocos y el carecer de sinceridad conducen a Ray inexorablemente a un destino trágico. El cinismo y la ausencia de escrúpulos del detective privado (M. Emmet Walsh), en las antípodas del modelo chandleriano de detective íntegro, provocan la extensión de la tragedia.
El tiempo es lento, pesado, el ambiente es sofocante para esos personajes cargados de sospechas y miserias. Todos sus actos conllevan consecuencias desgraciadas para ellos, que no pueden escapar a su naturaleza.
Joel y Ethan Cohen, a través de su filmografía, han mostrado una visión satírica y pesimista del hombre. Quienes forman parte de su mundo son seres grises, solitarios, viles, codiciosos, sin inteligencia y poco afortunados. Siempre expuestos a tentaciones que nunca pueden realizar, expresando su escasez de virtudes morales e intelectuales. En Simplemente sangre, del mismo modo que en Fargo, son las mujeres las que logran salir airosas de ese universo en degradación.
Los Cohen, en su ópera prima, describen a la perfección el desencanto y la corrupción moral que son de la esencia del film noir.

No hay comentarios: