martes, 15 de diciembre de 2009

Los que ríen los últimos - La Zaranda, Teatro Inestable de Andalucía la Baja, Teatro Nacional Cervantes, 8 de agosto de 2008

Con motivo de la anterior visita a nuestro país de la compañía jerezana La Zaranda en el año 2006 para presentar Homenaje a los malditos, Eusebio Calonge, el autor de los textos, expresaba: "El argumento es el de siempre: la devastación del tiempo. Todas las obras que hicimos tienen dos polos: uno es el tiempo y el otro la eternidad. El conflicto entre esos elementos es el resorte existencial de nuestros trabajos".
Los que ríen los últimos trata acerca de tres payasos herederos de cinco generaciones de artistas de circo, que procurando recuperar glorias pasadas, inician un peregrinaje que los devuelva a una gran actuación. Para ello cuentan con la indicación de su difunto padre: sólo lograrán su objetivo una vez que hayan atravesado una encrucijada.
Pero en su búsqueda de trascender, de no quedar en el olvido, estos personajes parecen en tránsito a ninguna parte. Ellos expresan la orfandad, el desamparo, la indiferencia, el abatimiento. Su viaje los conduce a un vertedero, metáfora de un mundo que se ha convertido en un gran basural. Pero "quien no se pierde, no encuentra nada". Así, cuando ya no quedan fuerzas para continuar, solo resta prepararse para la última función, en memoria de su padre, porque "los sueños se persiguen, no se cumplen".
En esta obra están presentes los elementos propios del lenguaje de la agrupación: música de raigambre española con un tono melodramático, pocos elementos escenográficos entre los que destaca una vieja bañadera adosada a un triciclo, una iluminación que acentúa una estética visual pictórica.
En su indagación existencial La Zaranda decide enaltecer la dignidad de quienes eligen resistir, mantenerse fieles a si mismos.

No hay comentarios: